Leyendas del arcoiris para niños

Todos hemos oído a hablar de las leyendas mágicas y ocultas que esconde el arcoiris. Queremos compartir contigo varias de las leyendas que rodean el arcoiris. El secreto del duende mágico que esconde un tesoro o los efectos mágicos de los colores del arcoiris. Explica las leyendas del arcoiris a tus hijos.

¡Bienvenido a casa!

Como todos sabemos, el arco íris no es un descubrimiento de la era moderna. Nuestros antepasados, sean del origen que sean, ya vivieron esté fenómeno como algo especial y maravilloso. Muchas tradiciones y culturas alrededor de todos los continentes, han creado sus propias historias acerca de esta rareza de la naturaleza. Y es que no somos los primeros en pensar que pueda ser un milagro o un efecto salido de una película de ciencia ficción.

Por este motivo, hemos querido recopilar muchas de las leyendas que se han contado de generación en generación en distintas partes del mundo para poderla explicar a tus niños. Si conoces alguna leyenda del arcoiris que no aparece en esta página, por favor, compártela con nosotros. Toda la comunidad estará encantada 🙂

Además te dejo un par de enlaces con contendio que te puede interesar:

La leyenda del duende del arcoiris

Esta es una leyenda con gran trascendencia. Se trata de historias que llevan pasando de padres a hijos y de maestros a alumnos durante mucho tiempo. A día de hoy, siguen utilizándose para que los niños puedan disfrutar de ellas.

Su origen es irlandés y se sabe que es una de las leyendas más antiguas en la tradición de este país. Su fama hizo que traspasara fronteras y hoy es conocida por niños en muchas partes del planeta.

¿Alguna vez has sido capaz de ver un duende en la realidad

La leyenda cuenta que los duendes son unas pequeñas criaturas que aparecen cuando sale el arcoiris. Concretamente, se colocan en el punto en el que el cielo y la tierra se unen: ¡en uno de los extremos del arcoiris!

Solo aparecen cuando los siete colores del arco salen tras la lluvia. Lo más probable es que nunca hayas visto uno, pero no por ello hay que rendirse. Solo tienes que esperar a que salgan los primeros rayos de sol después de una tormenta. Entonces, si los encuentras, presta atención, porque dicen que estos duendes llevan consigo… ¡una olla completamente rebosante de oro!

Para encontrarlos, lo mejor que puedes hacer es conocer bien su aspecto. Los duendes del arcoiris con la olla de oro tienen la barba de un color rojo intenso, suelen llevar un sombrero y visten ropajes de colores verdes. Su nombre irlandés (que alude a la primera población que consiguió verlos) es Leprechaun.

Otro de los motivos por los que te resultará difícil encontrarlos es porque su tamaño es muy pequeño, aunque eso no significa que sean jóvenes. Si te fijas en su diminuta cara, podrás observar que tienen arrugas y que su aspecto es el de haber vivido muchos años entre nosotros.

Eso sí, a pesar de su edad, no se dejan capturar fácilmente. Otra de las características principales de estos duendes es su inteligencia. Gracias a su capacidad intelectual y a lo escurridizos que son, saben desaparecer en pocos segundos.

Por eso, es importante que si quieres conocerlos, no te descuides ni un momento. Tendrás que estar atento a cada detalle. Es la única forma de conseguir ver a estas pequeñas e interesantes criaturas.

¿Quieres capturar uno y conseguir el oro que tiene en su olla? Quizá sea una tarea bastante difícil, pero no imposible. La leyenda cuenta que si quieres hacerte con ellos, tienes que seguir una serie de pautas muy marcadas.

En primer lugar, cuando los veas, no puedes apartar la mirada. Tienes que mirarlos fijamente todo el rato y atar su pie derecho con una cuerda bien gruesa. En este momento, el escurridizo duende que tiene tantas ganas de escapar te ofrecerá toda la olla de oro solo para que le devuelvas su libertad. De todas formas, ten cuidado con esto, pues la historia no finaliza en este punto.

Te hemos contado lo inteligente que es este duende, así que no perderá toda su riqueza tan fácilmente. Estas criaturas han crecido siendo expertas en engañar a las personas y en realizar todo tipo de travesuras. Por eso, desde el momento en que te dan la olla de oro para ganar su libertad, buscarán cómo recuperar su tesoro y escapar con el botín.

Suelen captar la atención de las personas con todo tipo de historias, hasta que estas comienzan a distraerse y, en ese momento, ¡cogen todo el oro y escapan con él!

Hoy en día existen algunas personas que dicen haberlos visto y haber conseguido capturarlos. Eso sí, solo momentáneamente. En todos los casos, esas personas se han despistado durante unos segundos y esos momentos han sido aprovechados por los duendes para desaparecer con el botín.

¿Y tú qué opinas? ¿Has visto alguna vez a los Leprechaun? ¿Serías más listo que ellos? ¿Crees que serías capaz de capturar el oro de los duendes?

Solo hay una forma de comprobarlo y es acudiendo a ese punto de unión entre el cielo y la tierra en los días soleados tras la lluvia. El arcoiris te guiará hacia el lugar donde puedes encontrar a esos pequeños seres y hacerte con el botín que esconden. No te olvides de seguir todos los consejos que te hemos dado para conseguir capturar a uno de ellos y hacerte con el botín.

Otra de las leyendas más populares acerca del arcoiris relata lo ocurrido el día en que los colores comenzaron a discutir para determinar cuál de ellos era el más importante. La moraleja final es muy interesante para los más pequeños, ya que realza la idea de que todos somos únicos y especiales. Dice así:

La leyenda del arcoiris y los colores únicos y especiales

El arcoiris está formado por siete colores diferentes. Hace muchos años, estos colores comenzaron a pelearse. Todos creían ser los más importantes y especiales y aseguraban que las personas preferían su color. Cada uno de ellos explicaba en un discurso las razones por las que pensaban que eran mejores que los demás.

Así, el verde aseguraba que por representar la vida y la esperanza se trataba del color más importante. Según decía, el resto de colores solo tenían que fijarse en el color mayoritario de la vegetación. La hierba fresca, los árboles y las hojas, todo aquello que tenía vida a su alrededor era verde.

Sin embargo, el azul no estaba para nada de acuerdo con esa opinión. En su discurso, le dijo al verde que únicamente estaba pensando en la vida que veía a su alrededor: la de la tierra. El azul representaba el cielo y el mar, dos lugares llenos de vida y encanto, repletos de infinidad de animales de todas las formas y tamaños. Además, el agua es un elemento esencial para la vida y el cielo es el símbolo de la libertad y la tranquilidad. Como decía el azul, sin agua y cielo, los colores del arcoiris no existirían.

Llegó el turno del amarillo, que no podía parar de reírse ante los discursos del verde y del azul. Les dijo que eran colores muy serios y que, afortunadamente, él aportaba risas y calor a todas las personas. Además, les hizo recordar que el sol y las estrellas, gracias a los que vivimos en este planeta, tienen color amarillo. Justificando que la alegría, la diversión y la energía eran fundamentales para la vida, declaró a sus compañeros que él era el color más importante.

En ese momento, llegó la intervención del naranja y dijo que no había mejor color para simbolizar la salud y la fortaleza. Les explicó a sus compañeros que, aunque él no es tan visible, es el encargado de transportar vitaminas en una infinidad de frutas y verduras: naranjas, zanahorias, calabazas… y todo ello sin olvidar la importante acción que tenía sobre el amanecer y el atardecer, cuando el cielo se tornaba de naranja para terminar o iniciar un nuevo día.

El color rojo estaba tremendamente inquieto y por fin llegó su turno. ¡Es el color de la sangre que da vida! Además, recordó con nerviosismo a todos sus compañeros que él simbolizaba la lucha y la valentía, además del amor. Por eso, hay algunas flores tan importantes como la rosa roja o la amapola que llevan su color.

En ese momento, el color púrpura, que había permanecido en silencio durante todo el rato, no pudo contenerse más. Les informó de que él es puro poder, sabiduría, autoridad y abundancia. La razón que utilizó para convencer a sus compañeros es que los reyes siempre lo habían utilizado para imponerse a los demás.

Parecía ya que todos los colores habían terminado de hablar, pero, de pronto, el añil decidió pronunciarse sorprendiendo a sus compañeros. Su habla era tranquila, pero estaba muy convencido de sus palabras. Les dijo que él representaba el silencio y que por eso apenas se habían dado cuenta de su presencia, haciéndoles ver lo superficiales que eran y lo egoísta que estaba siendo esta discusión.

El añil les recordó que representaba algo tan importante como la reflexión y el pensamiento, como las aguas profundas. Les dijo que sin él no serían capaces de conseguir estar en paz consigo mismos.

Sin embargo, a pesar de estas palabras tan profundas que el añil dijo a sus compañeros, la discusión continuó. Todos creían ser mejores y más importantes y no había forma de hacerles entrar en razón. Parecía que la pelea nunca iba a terminar hasta que apareció un enorme relámpago de luz blanca.

Asustados, los colores vieron cómo una enorme tormenta hacía aparición y la lluvia les mojaba sin parar. Buscando apoyo en sus compañeros, se acurrucaron y se abrazaron entre sí para huir de la lluvia que les estaba mojando tanto.

Pero su sorpresa acababa de empezar. La lluvia, con voz firme, comenzó a hablar y les dijo que ya estaba bien de tanta pelea. Todo aquello estaba siendo una locura y no estaban entendiendo realmente cuál era su origen. ¿O acaso cada uno de ellos no se había creado para ser especial, único, con un objetivo vital? ¿No se daban cuenta de que en la vida aparecían representados todos en cosas muy importantes? La lucha entre ellos no tenía ningún sentido, pues todos eran igual de importantes y especiales.

Para recordar ese momento y hacerlo definitivo, la lluvia hizo que los colores se dieran la mano y se acercaran a ella. Obedeciendo, y una vez junto a la lluvia, esta les explicó que a partir de ese momento, cada vez que la lluvia estuviera presente, ellos deberían realizar un arco de colores en el cielo.

Lo harían como recordatorio de que juntos y unidos las cosas siempre funcionan mejor. Esta es la razón por la que el arcoiris hace presencia en nuestras vidas cada cierto tiempo. Cuando la lluvia cree que las personas nos estamos olvidando de vivir en paz y de colaborar entre nosotros, trae a los siete colores de vuelta.

Estos nos ayudan a recordar que todos somos especiales y que juntos podemos ser mejores personas. Por eso, no dudes en reflexionar acerca de las buenas acciones que haces diariamente cada vez que veas el arcoiris. Es posible que se trate de un mensaje que la lluvia te envía para que pienses durante un rato.

Historias con moraleja

Las dos historias que hemos contado tienen un fondo importante para trabajar con los niños. En el primero de los casos, el duende y el arcoiris son una leyenda perfecta para fomentar la creatividad y la imaginación de los más pequeños. Se trata de un cuento mágico y fantástico que les ayudará a crear su mundo imaginario a la par que se divierten en un día de lluvia. El arcoiris es una buena excusa para realizar excursiones en días lluviosos, cuando los niños prefieren permanecer en casa.

En el caso de la segunda historia, el mensaje final incita a la reflexión. Las peleas entre colores no sirven más que para darse cuenta de que todos son especiales y que la diversidad es algo positivo.

Esta historia puede ser muy interesante para trabajar en un aula haciendo ver a todos los niños que la diversidad es buena y que todos tenemos cualidades que nos hacen especiales.

Además, el hecho de que la aparición de la lluvia sea un recordatorio hacia este mensaje hará que cale más hondo en los niños cada vez que vean el arcoiris.

En definitiva, trabajar con los niños a través de una u otra leyenda sobre el arcoiris tiene importantes beneficios. Es posible que las utilicen en la escuela, rodeados de otros niños, o también pueden contarse individualmente a cada uno de ellos en el hogar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This