Explicación de cómo se forma el arcoiris para niños

Ene 29, 2020 | 2 Comentarios

El arcoiris es un fenómeno óptico y meteorológico que encanta a los niños. No obstante, detrás de su formación, hay varios conceptos científicos que todavía no habrán estudiado debidamente en el colegio. Por eso, explicarles en qué consiste exactamente este arco de colores no es tan sencillo.

En este artículo, nos hemos propuesto responder a las preguntas más típicas que hacen los niños sobre el arco íris. Con una explicación sencilla, se responderá a cada una de ellas para que puedan entender más fácilmente este fenómeno que tiene lugar en el cielo.

Todas ellas serán respondidas con un lenguaje sencillo e intentando simplificar lo máximo posible las explicaciones para que puedan ser entendidas fácilmente.

También tenemos otras páginas que te pueden interesar:

Como se forma el arcoiris para niños

En primer lugar, para entender como se forma el arco iris necesitamos comprender como la luz se transforma en varios colores.

Cuando la luz atraviesa un prisma de vidrio, o cualquier objeto que consigue que la luz lo pueda atravesar, se consigue que se descomponga en luces de diferentes colores que dan lugar a un haz similar al que se ve en el arcoíris. A este proceso se le llama refracción y lo podemos contemplar en la siguiente imagen:

La luz solar o la luz típica que vemos en bombillas o farolas recibe el nombre de luz blanca. La luz blanca está a su vez formada por el conjunto de luces de diferentes colores (los que podemos percibir en el arcoíris). Por tanto, al juntarse todos los colores, se genera la luz blanca. Sin embargo, esta luz blanca puede descomponerse.

Por ello, si dejamos que un rayo de luz atraviese un prisma, podremos ver como por el lado opuesto, se descompone en luces de colores.

En el caso del arcoíris es algo similar. No existe ningún prisma de vidrio, pero sí hay un elemento que hace la función de este: la lluvia. Las pequeñas gotitas de agua cristalinas dejan pasar la luz y la descomponen en los colores que la forman.

Parece lógico pensar que cuanto más grande sea la gota de agua, mejor se verá el arcoíris. También es cierto que cuanta más luz emita el sol en ese momento, más nítida será la imagen. Por tanto, cuanto más llueve y más sol hace, es cuando vemos mejores arcoiris.

En resumen, cuando llueve y hace sol se forma el arcoíris debido a que la luz solar entra a través de las gotas de agua, y en el interior de estas, la luz blanca del sol se descompone dando lugar a todos los colores visibles en este fenómeno.

Si quieres puedes profundizar para aprender los siete colores del arcoiris, su orden y significado.

Cuando se puede ver el arcoiris

El arcoiris es un fenómeno que solo se puede observar cuando tenemos la lluvia delante y el sol detrás de nosotros.

Esto es cierto, pero no es el único caso en el que sucede. Imaginemos un día soleado (hay luz solar) con gotas de agua en el aire.

Esto sería posible en el caso de cascadas o ríos que bajan a gran velocidad y echan gotas de agua al aire. En esta situación, también sería posible encontrar un arcoíris. Pero la situación seria similar a la primera que hemos comentado, donde tendríamos las gotas de agua delante de nosotros (la cascada o el ría) y la fuente de luz (el sol) detrás.

¿Qué es el arcoíris explicado para niños?

Antes hemos explicado como se forma el arcoiris de forma fácil y sencilla. Ahora vamos a definir que es el arcoiris con una explicación entendible para los niños.

El arcoíris es un fenómeno que tiene lugar en la naturaleza cuando llueve y hace sol de forma simultánea. 



El arcoíris es un arco de luz de diferentes colores. Los colores que se pueden ver (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil, violeta) son los colores que forman la luz solar. Y tal y como hemos explicado, la luz del sol no está formada únicamente por un color, sino que es la suma de estos siete colores. 

Sabiendo esto, el arcoíris es un fenómeno en el que la luz del sol se descompone en las diferentes luces de colores que lo forman. Para ello, es necesario que exista una gota de agua que funcione como prisma donde la luz solar entra por un lado tal y como la vemos nosotros y por el otro lado salen los siete colores que hay en su composición.

Ahora bien. Si multiplicamos este efecto por miles de millones de gotas de agua, tendremos una luz descomponiéndose millones de veces en el mismo momento. Esto se produce por el efecto de la lluvia.

Pero además, cada vez que la luz atraviesa una gota de agua (o cualquier superfície), cambia de dirección, y cada color toma un ángulo distinto. 

Si las gotas de agua no se movieran y estuvieran intactas en el cielo, no se formaría un arco sino una línea recta.

El echo de que se cree el arco es debido a que las gotas están en constante movimiento. No para ni un momento hasta que tocan el suelo. De este modo el efecto milagroso que se crea es el que llamamos arcoiris.

En definitiva, el arcoíris es un elemento óptico que se produce en el cielo y que genera curiosidad en niños y adultos debido a su aspecto tan especial. Explicar a los niños cómo se forma no es una tarea muy sencilla debido a que se trata de un fenómeno óptico y meteorológico en el que suceden varios procesos científicos. No obstante, en este artículo se ha intentado responder a las preguntas más frecuentes de los niños de preescolar de forma sencilla y entendible por ellos.

Si tienes dudas o quieres que respondamos alguna pregunta, nos encantaría que nos dejaras un comentario. 😊



Pin It on Pinterest

Share This